martes, 2 de febrero de 2016

Memoria Histórica


El progreso cimenta sus mentiras ocultando las tumbas de sus victimas.

Un par de escolios sobre Gómez Dávila. Enrique García Maíquez.

Un par de referencias de "Palomas y Serpientes"
a Gómez Dávila. No doy la cita exacta por si comprais el libro:
"Hybris
El punzante deseo de haber sido leido por los escritores que admiras: Heráclito, Platón, Horacio, Santa Teresa, Joseph Joubert, Soren Kierkegaard, S. J. Lec, Renard, J. R.J., Gómez Dávila, Ramon Gaya, Cioran...Con cuanto gusto asumirías el riesgo de ser fulminado en un instante por un vistazo de alta tensión."

Y este:
"La obra de Nicolás Gómez Dávila nos ofrece el cocktail mas explosivo: el máximo de pesimismo con la mayor de las esperanzas."

miércoles, 27 de enero de 2016

Tres mujeres.

Tres mujeres. Por José Miguel Serrano.

El 11 de febrero de 2011 la cruda realidad apareció tras las máscaras que las agencias de información, y léase esto en su doble sentido, venían construyendo sobre la denominada primavera árabe en la plaza Tahir.  Descrita como el centro de un nuevo ágora , los manifestantes que allí se concentraban se mostraron como una masa brutal que agredió y violó a la reportera Lara Logan. El tiempo nos mostraría que el núcleo de delincuentes e islamistas, con voluntad total de abuso contra lo occidental y especialmente contra las mujeres occidentales, se imponía en las denominadas primaverasy que estas, con la excepción de Túnez  eran más bien una ilusión creada para destruir a los partidos laicos árabes. Fuimos viendo   la masiva agresión contra los coptos en Egipto, contra otras minorías en Siria e Irak, centrada especialmente en las mujeres, como una constante de quienes se nos habían presentado como adalides de la “transición” hacia  la democracia.

El 1 de enero de 2016 el discurso sobre los refugiados, enunciado  para aceptar el trágala turco y disimular los gravísimos errores cometidos en Siria, volvió a hacerse añicos. Ciertamente la participación en los atentados de París de  terroristas que entraron con las últimas oleadas había creado una honda preocupación, pero los acontecimientos del 1 de enero dieron luz sobe el conjunto de mentiras sobre el que se había construido el discurso político europeo en los últimos meses. Fue gravísimo que centenares de mujeres fueran agredidas por millares de sujetos borrachos entre los que se encontraron un buen número de refugiados, pero casi igual de preocupante es el hecho de que durante cuatro días se ocultaron los datos, se mintió sobre sus protagonistas y se intentó desviar la atención del hecho con el consabido truco de condenar las reacciones que se producían contra el mismo. Tanto los gobiernos, como los responsables policiales y los medios de comunicación mintieron sobre aquella noche. La magnitud del suceso ha creado una enorme desconfianza y esto es especialmente grave en Alemania.
En efecto, sólo en los últimos años se ha adquirido conciencia pública de lo que supuso la “liberación” de Alemania tras la Segunda Guerra Mundial. Si en Occidente se difundió relativamente pronto la barbarie soviética, el conocimiento de  los cientos de miles de violaciones en las zonas occidentales han debido esperar . En cierta medida la “normalización” de Alemania, y su aceptación como un socio plenamente aceptable requirió pasar un velo muy tupido sobre esta cuestión. Probablemente en ello influyó el temor a un nuevo revanchismo pero un trato más veraz y realista de los acontecimientos hubiese permitido construir la integración sobre bases menos ideológicas y falsas.


Puede parecer que el caso de Lilian Tintori y con ella de todas las mujeres venezolanas que acuden a visitar presos a las prisiones del régimen bolivariano tiene menos gravedad que lo arriba descrito. Y en efecto las vejaciones son menores. Pero el trato dado a la mujer de un líder opositor y a su madre, delante de sus hijos menores, describe al director de la prisión José Viloria y con él al propio régimen. No hace mucho una representante de la filial bolivariana en España se quejaba de los cacheos en el Congreso, bien está que adquiramos conciencia de lo que entienden estos por trato  conforme al reglamento a un miembro de la oposición. Por si las moscas.

martes, 26 de enero de 2016

Sabor gomezdaviliano. Enrique Garcia Maiquez

Enrique Garcia Maiquez acaba de publicar en Renacimiento un libro de aforismos de enorme sabor gomezdaviliano. Reproduzco algunos tomados de Nueva Revista. Todavía no lo tengo pero me pongo a ello.
El tiempo es la paciencia de Dios.
La excentricidad consigue que hablen de nosotros. Pero sólo los aburridos.
En los cuernos del ciervo siempre es otoño.
El pesimismo bien entendido comienza por uno mismo.
Desde que muere tu madre la muerte es tu hermana.
La música me redime de las matemáticas que no sé, de los idiomas que no hablo, de lo espiritual que no soy.
La lentitud es el lazarillo de la ternura.
Aviso a snobs: el que mató al dragón fue san Jorge, no sir Jorge.
La vocación es enamorarte perdidamente de tu destino.
¿Por qué ninguna comedia estará basada en hechos reales?
Mi humildad es sobrevenida.
Ningún adversario nos desconcierta tanto como un partidario tonto.
El gran problema de la sociedad es la educación, sí, pero el gran problema de la educación es la sociedad.
Lo hecho para dar ejemplo lo da malo.
Los pies son un retrato cubista de su dueño.
Las arrugas son más profundas que las cicatrices.
Nunca agradeceremos bastante a las modas que nos permitan presumir de que no las seguimos.
El primer verso te lo dan los dioses, y el último hay que devolvérselo. Con intereses.
Se reconoce a los grandes porque siguen creciendo.
Clásico es el libro al que siempre tendríamos que haber llegado antes.
Viendo nuestro tiempo, Dante deduciría que aquí nadie lee la Divina Comedia.
Muerto de aburrimiento, redundancia.

domingo, 24 de enero de 2016

Honor britanico.

Casi todos los paises que fueron importantes, de forma previa a aceptar su estado de postracion, pasaron por una derrota y un proceso de negacion de la misma, España, Francia, Alemania. Solo los ingleses han aceptado el actual oficio de lacayos sin pasar por ello.

martes, 19 de enero de 2016

La superioridad moral de la izquierda.

La superioridad moral de la izquierda es la pretendida superioridad del resentimiento sobre el sincero egoismo. No me la creo.

lunes, 18 de enero de 2016

Alain Finkielkraut cita a Gómez Dávila en Le Point.

En el numero 2262 de Le Point de 14 de enero de 2016 en un debate con Alain Juppe, Filkienkraut ante la pregunta de que piensa del político dice: (perdon por la falta de acentos de mi teclado)
A la fin des annees 30, le jeune Raymond Aron fit une conference au ministere des Affaires etrangeres. Tout le monde, y compris lui-meme, etait epate par son brio. Une fois qu'il eut termine, pourtant, un fonctionnaire du Quai liu demanda; "Ce que vous dites est tres interesssant, mais que feriez-vous a la place du ministre"? Raymond Aaon n'a jamais voulu oublier cette question. Eh bien moi non plus. C'est poruqoi, meme quand je les critique, je me refuse de le prendre de haut aves les politiques. Le penseur colombien Nicolas Gomez Davila disait: "L'intellectuel n'oppose pas a l'homme d'Etat l'integrite de l'esprit, mais le radicalime de l'inexperience".
Lo  que en traducción libre viene a decir:
A finales de los años 30, el joven Raymond Aron dio una conferencia en el Ministerio de Asuntos Exteriores. Todo el mundo, incluso el mismo, quedarón sorprendidos por su vehemencia. Una vez que acabo un funcionario del Quai le preguntó:" Esto que usted dice es muy interesante, ¿pero que haría usted en el lugar del Ministro? Raymond Aron nunca quiso olvidar esta pregunta. Pues bien yo tampoco. Es por lo que auqneu les critique me niego a tomar un tono de superioridad con los políticos. El pensador colombiano Nicolás Gómez Dávila decía "El intelectual no se  enfrenta al hombre de Estado con  la integridad del espíritu, sino con el radicalismo de la inexperiencia". Escolios 2 161.