domingo, 27 de agosto de 2017

Numen y lengua.

El curso de la ciencia excluye el numen. La idea y el numen, el concepto y el numen, se excluyen el uno al otro...Sólo los poestas poseen una intuición de ese comportamiento, de ahí que de ellos dependa el destino de la lengua. Una lengua sin numen es una lengua muerta. Friedrich Georg Jünger.

sábado, 26 de agosto de 2017

Alegato final ante el Supremo de Carvajal en el caso de la Mano Negra.

p "292" Yo las entreveía, cuando el ministerio público, cruzado en alas de su imaginación espacios imaginarios, dabase a pintar el estado social de Andalucía con lujo de colores siniestros, presentándonos una sociedad proletaria sin freno, las pasiones todas desatadas, el comunismo bárbaro en acción, la guerra a la propiedad como norma de los apetitos obreros, el acecho del asesino acurrucado en las sombras, lo mismo para dar  el salto del tigre sobre el propietario honrado, que sobre el asociado secreto, timorato o disidente; nada seguro en aquella fermentación de instintos destructores, concupiscencias salvajes y devastadoras mañas; todo en cambio abatido por el espanto y allanado por esta resurrección de edades de piedra, en que los hombres se arrojan sobre los hombres, como alimañas contra alimañas en el desierto, y en el centro de este cuadro, salpicado de horrores y rezumado de sangre, las fatídicas figuras de estos desgraciados criminales de la Parrilla, como encarnación lúgubre y repugnante de la disolución social con honres de apocalipsis.
¿Ah no , Señor, no! Por fortuna, tales creaciones, verdaderos agri somnia, descansan tan sólo en la calentura de la imaginación que las traza con sobresalto instintivo y las contempla con horror soñado. Conque cada criminal con sus culpas, cada desgraciado con sus remordimientos....., mas no queramos modelar las guerras humanas sobre él cúmulo de nuestras aprensiones o por los contornos de esas creaciones siniestramente poéticas en que se suele servir de material la imagen pálida del miedo  y que suelen tener por forma el metro nervioso de la ira". HE DICHO

Como vemos, el discurso peca de optimista, aunque era obligado en un defensor, pues el miedo y la ira se impusieron y quince salieron condenados al garrote.

jueves, 10 de agosto de 2017

Traducción del texto de Martin Mosebach: Un ermitaño en las orillas del mundo habitado. Sobre Nicolás Gómez Dávila.

En este texto Martin Mosebach, sobre un Nicolás Gómez Dávila anciano, teje la leyenda del ermitaño. Leyenda que pervive y que hemos tratado de matizar mucho a través de la lectura de sus actividades y relaciones.
La traducción es de Tomas Molina y se ha publicado en la Revista Nova et Vetera de la Universidad del Rosario.
Pediré permiso para reproducir el texto pero de momento aquí está el link a este valioso testimonio.
http://www.urosario.edu.co/revista-nova-et-vetera/Inicio/Columnistas/Un-ermitano-en-las-orillas-del-mundo-habitado-%E2%80%93-So/

miércoles, 2 de agosto de 2017

Mano negra. Juicio de Carvajal en quodlibetos sobre la causa de la terrible condena.

Las quince penas de muerte, de las que se ejecutaron siete  si no estoy equivocado, que impuso el Supremo por el asesinato del "blanco de Benaocaz", sólo pueden explicarse por el estado de pánico, muy alentado por los poderes vivos y la prensa, en que se encontraban los propietarios de la Baja Andalucía.
El propio Carvajal al volver sobre el tema en quodlibetos p 162 lo explica así:
"Así se realizó la justicia humana y asi contestó a aquella pregunta que la dirigí: ¿Señor, quince por uno! ¿Es posible que la muerte de un hombre clame por la de quince, y que la justicia de la tierra no se cumpla o no se sacie, sino pesando quince veces la sangre derramada, en los platillos de su simbólica e inmortal balanza?
Hubieron de concurrir a los campos de Jerez para ejecutar la terrible sentencia, casi todos los verdugos de España. No han pasado más de diez años , y sin embargo, han sido tales los progresos realizados en materia penal, aunque sigamos teniendo el mismo Código, que fuera imposible  la reproducción de este sangriento drama. Indudablemente, influye con frecuencia en la severidad de los Tribunales la preocupación en que suele vivir la sociedad por temores que sueln tener cierta relación con el delito. Si en el año 82 no hubiese estado Andalucia y España entera bajo la presión de los terrores que infundía Asociación Internacional, acrecentados por las aspirciones del reparto de los bienes, ni la Audiencia de Jerez hubiera pronunciado aquel fallo, ni la Sala Segunda del Supremo, con verdadero encarnizamiento hubiese doblado sus efectos y pronunciado quince sentencias de muerte en un sólo acto."
El objetivo claro esta era la disolución de la FTRE que había sido legalizada en 1881.
No deja de llamar la atención que Carvajal, miembro del Gobierno Castelar que en su momento empezó la actuación contra la FTE_AIT durante la Primera República, antes de la disolución de ambas por Pavía, llevase la defensa de los acusados de la "Mano Negra".

martes, 1 de agosto de 2017

Charlie Gard. No nos equivocamos.

Tras la muerte de Charlie Gard a algunos les parece que quienes apoyábamos el deseo de los padres de acceder a un tratamiento en fase experimental nos confundíamos, y los médicos que instaron la acción de los jueces y vetaron ese camino acertaban.
Creo que quienes así piensan han confundido las cuestiones que han estado siempre en juego a la hora de plantear este caso. Cuestiones  que vieron pronto algunos como Sgreccia y Caffarra y no vio en absoluto Paglia y su comunicado.
Decía Jung Chang en sus Cisnes Salvajes que sus padres para casarse en vea de pedirle permiso a sus patriarcas, como era la tradición China,  habían tenido que pedirle permiso al Partido. Este, conforme pasaba el tiempo encarnado exclusivamente en Mao, había ocupado la posición del único patriarca.
Si el paternalismo es criticable, como término en medicina, por ejemplo, es cuando no es ejercido por un padre. Si esta sustitución es grave en medicina, podemos imaginar lo que acontece cuando el Estado a través de sus técnicos intenta sustituir esa función, ser el único padre, también la única madre, actuando a través de sus técnicos.
Con Charlie Gard el legítimos derecho de sus padres de tomar decisiones concernientes a su hijo, tales como intentar o no un tratamiento experimental, tales como decidir por él un grado de mantenimiento de medios de lo mas ordinario de soporte vital y , finalmente, tales como la muerte en el hogar, tan exaltada cuando tenemos padres claudicantes y prohibida con padres resistentes, se vieron usurpadas por el técnico. Ya nos advertía Friedrich Georg Jünger que el dominio económico se vería sustituido por el técnico y que las necesidades de la técnica cambiarían todo tipo de escalas de valores.
No son los médicos en cuanto médicos quienes decidían sino en cuanto técnicos representantes del Estado en un área. Su posición se vio claramente reforzada por un juez que actúa, no como garante de derechos sino como garante de la solución técnicamente correcta y esa solución incluía un concepto que se extiende con fuerza en la jurisprudencia, la de las vidas que merecen o no la pena ser vividas y por tanto la de la muerte como un bien.
Ni al sol ni a la muerte se las puede mirar fijamente, pero los padres querían paternalmente mirar la muerte de Charlie en su hogar y hasta este deseo se les negó. No nos equivocábamos y lo que vendrá será cada vez peor.

Sobre la política en general. Carvajal y Hué. La búsqueda del medro personal.

De nuevo de la introducción, p XLIX del primer tomo de los discursos parlamentarios.

"Hablo de la política como de cosa  práctica y  abiertamente puedo decir mi opinión, de que asi como lo abnegado señala las esferas de lo espiritual y de lo especulativo, por el contrario ocurre en cuanto se trata de la vida real donde, no digo por desventura en razón de que siendo de naturaleza nada hay que objetar, nada que lamentar y todo se impone; pero en realidad el individuo toma predominio sobre el grupo y la necesidad sobre la idea; ocurre, pues, que la política se adopta por oficio y por ventaja y que el bien social en vez de ser lo principal que traiga la derivación del bien particular, se sujeta a los logros de éste, humillándose hasta ser accesorio, por donde se embrolla la política y se complica con multitud de pasiones, entre las cuales sobresale la codicia y la ambición de figurar.
De todos los matices de color que origina esta situación lamentable, mas que es necesario tener en cuenta como vicio dificilísimo de corregir, uno de los más atractivos, pero de donde salen emanaciones deletéreas y sin embargo es simpático, paréceme ser el de las colectividades parciales que semejan a los individuos en su acción; fuerza que frecuentemente arrasa la misma fuerza total de la sociedad por descuido suyo; la Iglesia invocando la mejora de las costumbres y la santidad del dogma; el ejercito, amparándose de la integridad del territorio y del honor nacional y poniendo parapetos para aquel riesgo y enalteciendo el respeto de este sentimiento; la magistratura con los nombres casi sacrosantos de justicia y de derecho; la agricultura, llamándose fuente de toda la riqueza y temerosa siempre de que se agosten sus aguas; la industria, solícita eterna de la protección- el comercio pregonando siempre , y en ocasiones con motivo sobrado, su decadencia; las clases entre si guerreando bajo esta o aquella bandera; todos los que pudiéramos llamar egoísmos colectivos hacen de la política el escudo de sus conveniencias, y yo no digo que no sea de sus necesidades. Aún así tampoco es este el lugar donde se concentra y condensa el más grave de los prejuicios que por el dominio de los intereses aislados y egoístas sobre el interés social, se produce en la vida pública; hay que verle en los individuos, que multiplicados por su muchedumbre y dirigidos  instintivamente y sin previo concierto en la misma ruta, hacen de la política un báratro de  tinieblas morales a la luz del sol, por entre los que pasan milagrosamente sin mancharse algunas conciencias puras; menos siquiera cuando solamente da vida al egoísmo la ambición de figurar un día sin eco en la historia; pero no es eso: el Concejal, el Gobernador, el Diputado, el Ministro aspiran a estas posiciones, siquiera sea para ayudarse en su profesión de abogado, de ingeniero o de médico y no hay quien salga de la Universidad y no aspire a que sea la política el medio de abrirse carrera y de hacer fortuna" (LI)