jueves, 23 de abril de 2015

martes, 21 de abril de 2015

Botho Strauss, Jorge Uscatescu, Malpartida y Gómez Dávila.



 Publico, con autorización del autor, un juicio sobre el libro que me ha enviado Jorge Uscatescu.
"·el libro de Kinzel es de marzo de 2015, y parece ser una
reedición muy relelaboradoa de la monografía de 2003.
Cuando vea el libro ya te diré lo que opino.
En cuanto a la reseña del ABC, hay que decir que es un
desprósito, por que ni tu libro es un libro "profundamente
cristiano" - quizá  se apoye para hacer tal aserto en el
carácter de EUNSA y tu cita de Escrivá de Balaguer:
"captatio benevolentiae"- ni Gómez Dávila es un "cadáver
exquisito". El reseñante cree pronunciar un juicio de
rechazo total de la obra de Gómez Dávila con una expresión
que por, lo menos, no quiere decir lo que él intenta decir.  
 Tu libro lo leí inmediatamente. La lectura me resultó
fácil, ligera, pero a la vez enjundiosa. Reparé en aspectos
que en mis lecturas ya un tanto lejanas no había anotado
debidamente. Se lee como una introducción a la obra de
Gómez Dávila al hilo de la cuestión política. Por eso lo
mejor del libro es la parte relativa a la religión
democrática, donde convergen las líneas de fuerza de tu
libro y de la obra gómezdaviliana. Creo que hay que reparar
más sobre ese asunto.

A mi juicio el reaccionarismo de Gómez Dávila se cimienta
en su actitud aristocrática, aunque en alguna ocasión
invoque la aristocracia liberal (Tocqueville etc; Notas,
344) y se incline a veces a un "conservatismo"
nebulosamente definido en el sentido de Burke (Notas, 423).
Dicho esto se entiende que la época que le sirve de modelo
a su crítica sea la Edad Media, y en concreto el feudalismo
articulado sobre el binomio imperium-sacerdotium (Escolios
a un texto implícito I, 109). Quizá estas vacilaciones en
los textos obedezcan a las distintas fechas de composición.
En cualquier caso, lo de sus libros como refugio del
escéptico, frente a toda utopía, no me parece adecuado para
describir su actitud escéptica, que es por cierto la
actitud del escritor alemán Botho Strauss. Pues, al
refugiarse en unos autores y no en otros, toma ya una
decisión basándose en determinados criterios en que debe
sedimentarse su actitud o talante de fondo.
En la crítica a la democracia se va dibujando una actitud y
una teoría políticas propias, que creo que corresponden a
lo que acabo de consignar.

Lo que me ha sorprendido es lo poco que has utilizado
"Notas". "Textos" ni lo tengo ni lo he leído aún.

A juico de un lector, que como yo no había leído hasta
ahora nada de "bibliografía secundaria" al respecto, el
libro está muy bien en general. Además, es extremadamente
detallado con el "status quaestionis"- del que hasta ahora
yo estaba por completo ayuno-, pero presenta a la vez una
panorámica general de la obra de Gómez Dávila. Podría
utilizarse casi como una obra de consulta. Confío en que
tenga muchas reediciones y contribuya a la propagación de
la obra gómezdaviliana pese a las campañas difamatorias o
de silenciamiento."

Un abrazo

lunes, 20 de abril de 2015

Sin solución en el Mediterraneo.

La mayoría de los problemas no tienen solución, o al menos muchos de ellos la tuvieron quizás en una coyuntura histórica pero pasada esta se pierde la oportunidad de sentar las bases en un arreglo duradero. De hecho la sabiduría human consiste no pocas veces en convivir de la mejor manera con los problemas e intentar paliarlos en lo posible. Con un millón de personas esperando a lanzarse al agua en Libia, mas los que seguirán subiendo, huyendo del caos que se extiende en unos casos , o buscando una vida idealizada, en otros, poco se puede hacer sino salvar a los que se pueda y detener a las mafias y perseguir sus beneficios con la eficacia relativa con la que se persiguen los beneficios de la droga.
Si podemos al menos realizar la genealogía del horror que nos rodea y recordar la decisiva intervención británica, francesa y norteamericana en la "primavera" que ha convertido a Libia en el embarcadero de los nuevos traficantes. Si en el desastre sirio intervinieron de forma mediata a través de los saudíes y qataríes, aquí se declaró una zona de exclusión aérea y se bombardeó para situar  en el no poder a unos islamistas contra otros, en un desastre que se amplía según pasan los meses.
Y ello nos lleva a las paradojas del pensamiento conservador mas pesimista. Quizás no podemos hacer cosas que mejoren las situaciones pero desde luego podemos dejar de hacer cosas que las empeoren.

domingo, 19 de abril de 2015

El agnóstico se abstiene

El agnóstico se abstiene en lo único que uno no puede abstenerse, luego manifiesta firmes opiniones incluso en política.

viernes, 17 de abril de 2015

Finkielkraut sobre Gomez Davila.

Alain Finkielkraut en su entrevista en Le Point pag 51 jueves 9 de Abril de 2015 cita a don colacho al referirse a Alian Juppe o mas exactamente a su tentación de criticarlo.
Quand j'ai un accés d'immodestie, je me récite cette phrase du philosophe colombien Nicola Gomez Davila: L'intellectuel n'oppose pas à l'homme d0Etat l'integrité de l'esprit mais le radicalisme de l'inexperience".

jueves, 16 de abril de 2015

Artículo en la Razón. Coherencia y conciencia.

Coherencia y conciencia. 

Más que un dilema  los diputados próvida del Partido Popular han tenido dos , entendiendo por supuesto  que no son diputados unilateralmente próvida sino que consideran que la protección de la vida humana desde su inicio hasta su final natural es un punto crucial de su acción política.
El primero para varios de ellos ha sido de coherencia. En efecto se trata de saber si la minireforma que sustituye el Proyecto Gallardón, minireforma que se limita a aplicar el régimen general de los actos médicos a este acto no médico del aborto, basta para condonar  las razones por las que ellos y su partido recurrieron la Ley Aído ante el Tribunal Constitucional.  La oposición a una parte fundamental del articulado de la norma no fue por razón de oportunidad, ni por un discurso de consenso sino por la creencia de que la norma afectaba al derecho fundamental a la vida de una forma grave, quebrando la jurisprudencia del propio tribunal. No va a ser fácil entender que esta  fuerte objeción,  se supera con una modificación más o menos cosmética  de alguna de las aristas más discutidas.
Pero el segundo problema que puede tener el diputado no es tan solo de coherencia sino también de conciencia.  Parto de la base de que los problemas jurídicos no son exactamente como los éticos. Es decir, se puede y se debe apoyar una ley reductiva del aborto, aunque no sea óptima, salvando siempre la posición personal de búsqueda de una norma que restringa aún más la actividad de las denominadas clínicas.

Sin embargo, es cierto que la reducción de la nueva norma debe ser lo suficientemente trascendente como para justificar un apoyo que “de facto” te convierte en votante de la casi totalidad de la Ley Aido. Pues la norma ligeramente reformada pasa a ser la de tu grupo, la que tú  has votado. Quienes ayer no votaron la reforma entendieron evidentemente que no se cumplía la condición exigida.