viernes, 3 de marzo de 2017

Ideología de género y totalitarismo.

Si el auto del juez del 42 quedara ratificado; resolución en la que por inferencias de posibles ofendidos se prohíbe la expresión de la mínima discrepancia con una ideología parcial como es la ideología de género, quedaría claro que los derechos constitucionales no existen en España, y que la acción ideológica, con el apoyo total de la izquierda y centro político, nos lleva a una situación pretotalitaria.
No hay que engañarse. La acción de jueces y autoridades no competentes como los ayuntamientos recuerda más la técnica comunista de la acción cultural que cualquier "visión de futuro" de la defensa de nuevos derechos. El pánico de la "ya no derecha" o bien implica una traición a los mínimos valores de defensa de los principios políticos liberales o bien recuerda al gobierno austriaco tras el asesinato del canciller  Dollfuss, sancionando a quienes defendían la libertad de Austria frente a los nazis, para que estos no se molestasen. A través del delito de odio como han indicado,  entre otros, Ignacio Ruíz-Quintano o  Hermann Tertsch la libertad concreta cede frente a la arbitrariedad.
Mayor Oreja en una reciente intervención, un poco al estilo del viejo político que no ve lo que se viene encima, decía que la represión del nuevo orden mundial es mas bien difusa.
Estoy en desacuerdo. A estos efectos recuerdo lo que ya escribí en su momento:

Nadie debe llamarse a engaño, no precisamente con un afán crítico, JR Udler avisaba en el año 2000 que la imposición de una sociedad postgénero debería tener el carácter permanentemente revolucionario del maoismo. Se le olvida mencionar en su artículo publicado en la American Sociological Review "Biological limits of gender constructions" los enormes sufrimientos que la acción maoísta necesariamente produce. Pero de eso ya sabemos mucho por Simon Leys. La cita de Uldry no puede ser mas clara "A social enginiering progam to degender society would require a Maoist approach: continous renewal of revolutionary resolve and a tolerance for conflict." Es decir, un programa de ingenieria social para "degenerar" ( se dirá así quitar el genero) la sociedad requiere una aproximación maoísta: una continúa renovación de determinación revolucionaria y tolerancia hacia el conflicto.
De momento empezamos despacio pero la represión irá en aumento. Es la única forma de mantener el circo en marcha. 


http://josemiguelserrano.blogspot.com.es/2016/10/prediccion-de-jr-uldry-sobre-el.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario